En Marzo celebramos el Ser Mujer



Cada 8 de marzo conmemoramos el Día Internacional de la Mujer y desde el sector feminista impulsamos a reconocer que no es una fecha para regalar flores y chocolates… aunque si nos los regalan los disfrutamos igual ;)

Sin embargo, es realmente un día para recordar cuantas luchas han tenido que darse para que hoy en día las mujeres tengamos derechos y podamos exigirlos. ¡No ha sido fácil!

Recordemos un poco la historia de la efeméride que nos mueve este mes…

El 8 de marzo de 1857, se dio la primera manifestación de mujeres. Se trató de trabajadoras de la industria textil en Nueva York, que exigían salarios más justos y condiciones laborales más humanas. Y desde entonces no pararon las exigencias de derechos de las mujeres trabajadoras en el mundo.

Luego en 1911, ocurrió un hecho muy cruel: 129 mujeres que trabajaban en una fábrica en Nueva York, decidieron hacer una huelga exigiendo una reducción de jornada laboral a 10 horas (sí, trabajaban incluso más de 12 horas diarias ¡imagínate!) y un salario igual al que percibían los hombres que hacían el mismo trabajo (sí, y hoy en día sigue habiendo brecha salarial ¿puedes creerlo?).

Bueno, ¿sabes qué hizo el propietario de la fábrica? Ordenó cerrar las puertas de la fábrica y se quemaron vivas adentro. Dicen que el humo que salía de la fábrica era Violeta por el color de las telas.

Esto reafirmó la importancia de reivindicar los derechos de las mujeres, especialmente de las mujeres trabajadoras, con la conmemoración de un Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Se empezó a celebrar en varios países hasta que en 1975 lo institucionalizó mundialmente la Organización de las Naciones Unidas.

Así que conmemoremos este día ejerciendo nuestros derechos, exigiendo su respeto y garantía, y reivindicando que el Violeta es el color de una historia de lucha dura pero hermosa.

¡Interesante! ¿No?

Para recordar esta lucha durante todo el mes te invitamos a descargar nuestro #WallpaperCEDESEX, del mes de marzo

 


Comparte en tus redes sociales